Trastorno de ansiedad

11.03.2020

La ansiedad es un mecanismo adaptativo que nos permite ponernos en alerta, una defensa natural del organismo contra situaciones límite que se nos presentan cotidianamente. Ante una emergencia, una amenaza, una circunstancia novedosa, etc. un grado de ansiedad moderada puede incluso ayudarnos a superar riesgos y alcanzar metas. 

Sin embargo, cuando la ansiedad se desborda, se desajusta y se desproporciona acaba derivando en lo que conocemos como trastorno de ansiedad. En los últimos años, la ansiedad se ha convertido en una de las alteraciones psicológicas más extendidas, superando incluso a la depresión. Según datos de la OMS -Organización Mundial de la Salud-, más de 260 millones de personas en el mundo padecen este trastorno.

Un episodio de ansiedad suele manifestarse con una preocupación excesiva, palpitaciones, descontrol de la respiración e hiperventilación, temblores, inquietud desproporcionada, mareo... Se llega a sentir miedo ante situaciones normales y cotidianas, como viajar en un autobús o subir en un ascensor, e incluso puede provocar ataques de pánico repentinos aunque no exista ninguna amenaza real. Por estos motivos, la presencia de una crisis de ansiedad llega a interferir directamente en las actividades diarias de una persona, limitando gravemente su vida. Además, aquellos que la sufren tienden a prestarle mucha atención, a temerla, a adelantarse a su posible aparición, cuestión que puede llegar a convertirse en una obsesión.

El trastorno de ansiedad puede presentarse de formas muy variadas: fobias, TAG -trastorno de ansiedad generalizada-, trastorno de pánico, TOC -trastorno obsesivo compulsivo-, etc., y, en su conjunto, suele ser la alteración psicológica más frecuente en la actualidad, con mayor prevalencia en mujeres que en hombres.

Psicología Ortofón - Psicólogos en Valencia