Sin salir de casa. ¿Y ahora qué?

15.03.2020

Mantener la calma no es fácil en situaciones como la presente. Os quiero recordar que ayudar también es no difundir mensajes o vídeos que presenten situaciones que generen ansiedad, por ejemplo, estanterías vacías de supermercados. Reponen todos los días. El problema lo generamos nosotros al movernos con la necesidad de comprar para tener algo de control en una situación llena de incertidumbre. 

Antes de comprar, mira realmente qué necesitas, ordena la despensa, observa bien lo que hay en el congelador -seguro que te sorprendes-, haz una lista con criterio. Nada de comprar por comprar. Además, hay productos perecederos que no podemos acaparar para que acaben en la basura de nuestra casa en vez de en la casa de alguien que lo necesita.

Aprendamos de esta situación en vez de alarmarnos porque nos falte algo. Ayudemos y centrémonos en proponer soluciones. Por ejemplo, si no hay papel higiénico, podemos usar la ducha y el bidé de toda la vida, no entremos en psicosis por cosas que no son realmente importantes. Si os agobiáis en casa, cread un grupo de whatsapp en la comunidad de vecinos y ayudaos. Y siempre os podéis pasar las cosas por el ascensor, podéis hablaros por las ventanas, etc. En fin, sed creativos y sensatos. Y recordad que esto lo superamos siendo todos un equipo, es un ejercicio de sentido común, civismo y cooperación en nuestra sociedad. La cuarentena sin criterio, sin sentido común y sin civismo no sirve de nada.

Mercedes Sebastián Ferrer, psicóloga de Ortofón

Psicología Ortofón - Psicólogos en Valencia