Ludopatía: cuando el juego destruye

28.01.2020

La ludopatía, juego patológico o adicción al juego es uno de los graves problemas psicológicos que afecta de forma destructiva a diferentes aspectos de la persona que lo padece y también a su entorno. En el ludópata el autocontrol se ve anulado y la capacidad para resistirse al impulso del juego desaparece. 

Esta adicción tiene efectos devastadores y afecta cada vez a sectores más jóvenes de la población. Según datos de la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados, España cuenta con la tasa más alta de Europa de ludópatas con edades entre 14 y 21 años, por lo que esta situación debe considerarse como un auténtico problema de salud pública.

Los canales online y la publicidad han abierto nuevas vías de acceso al juego y a las apuestas en diferentes ámbitos, por lo que informar y educar en torno a los peligros de esta actividad se hace hoy en día más necesario que nunca.

La persona atrapada en la adicción al juego pierde el control de su voluntad y puede llegar a convertirse en un mentiroso habitual o a cometer incluso acciones ilegales para conseguir más dinero y seguir apostando. Su estado de ánimo se transforma en una montaña rusa que se mueve de la irritabilidad a la euforia, pasando por momentos de ansiedad y depresión que provocan que se desmoronen las relaciones con su entorno, tanto familiar, como social y laboral.

Es poco frecuente que un ludópata reconozca su adicción o sea consciente del grave problema que limita su vida. La ludopatía es una patología, una enfermedad destructiva, un trastorno que ha sido reconocido por la OMS -Organización Mundial de la Salud- y, como tal, ha de ser tratado por un especialista del ámbito de la Psicología.

Psicología Ortofón - Psicólogos en Valencia