Labilidad emocional

03.02.2020

Las personas podemos sufrir cambios de humor repentinos o mostrar reacciones puntuales que parecen no encajar en el contexto en el que se producen. Si lo pensamos, es probable que recordemos momentos en los que algo así nos ha pasado.

Sin embargo, cuando este comportamiento se produce de forma más frecuente e intensa y no es exclusivamente una manifestación puntual, entonces estamos ante una alteración del estado emocional que en el ámbito de la Psicología se denomina labilidad emocional. Suele manifestarse con respuestas emocionales desproporcionadas: risas inapropiadas, llanto fuera de lugar y, en general, descontrol de las emociones acompañado de súbitos cambios de humor. 

Como se ha comentado, la labilidad emocional se manifiesta con cambios rápidos, involuntarios e inesperados con los que queda patente un descontrol de las propias emociones, por lo que un hecho, palabra o gesto sin importancia puede llegar a desencadenar una crisis de angustia o cualquier otra emoción desmesurada en las personas que presentan labilidad emocional. Es importante observar estos síntomas porque pueden estar delatando la posible presencia de algún trastorno o desorden mental.

La labilidad emocional suele ser un estado transitorio de duración variable y puede aparecer tras una situación traumática o cuando la persona atraviesa por una depresión o padece ansiedad, entre otros posibles motivos. Esta alteración de la conducta también es frecuente en personas que han sufrido daño cerebral.

Psicología Ortofón - Psicólogos en Valencia