La empatía y las neuronas espejo

10.03.2020

La empatía es la habilidad que nos ayuda a ponernos en el lugar de los demás y entender sus emociones, sentimientos, puntos de vista... La empatía consigue descartar estados emocionales negativos, como la tristeza o el enfado, potenciando otros como la alegría y el bienestar personal. Además, crea vínculos y relaciones más sólidas con los otros.

En general, las personas empáticas suelen ser sensibles, comprensivas y saben escuchar. Sin embargo, su tendencia a estar pendientes de las emociones de los demás puede llegar a crearles cierto estrés, incluso a relegar a un segundo plano sus propios sentimientos, por lo que la persona empática no ha de olvidar cuidarse a sí misma.

Las neuronas espejo

Detrás de la empatía están ellas: las neuronas espejo. Son las responsables, por ejemplo, de que mostremos un gesto de dolor cuando otra persona se hace daño, de que lloremos si vemos a alguien llorar o de que se nos contagie la risa de los demás.

Las neuronas espejo se activan cuando un animal o una persona ejecutan una acción después de observar esa misma acción realizada por otro, de ahí el nombre de 'espejo'. Como hemos comentado, desempeñan un importante papel dentro de las capacidades cognitivas ligadas a la vida social, concretamente a la empatía y a la imitación. Algunos investigadores han afirmado que gracias a las neuronas espejo se podrían llegar a definir tratamientos para algunos trastornos mentales.

Psicología Ortofón - Psicólogos en Valencia