El ejercicio físico suave también ayuda a tu mente durante el confinamiento

06.04.2020

La actividad, el movimiento, el ejercicio físico suave pueden resultar muy beneficiosos para sobrellevar de forma más positiva el tiempo de cuarenta durante esta crisis sanitaria.

Sin duda, cada persona cuenta con unas circunstancias diferentes en esta cuarentena, ya que no es lo mismo pasarla junto a niños que estar solos o en compañía de una persona afectada, ni la situación es la misma si hemos de teletrabajar. De igual forma, a lo largo del confinamiento será determinante si ya presentábamos algún trastorno psicológico previo. Sin embargo, todos podemos buscar unos minutos al día para dedicarlos a realizar una actividad física suave, ya que, además de mantenernos en forma y proteger nuestra salud, el ejercicio produce una serie de sustancias químicas en nuestro organismo -endorfinas- que ayudan a prevenir la depresión, mejoran nuestro estado de ánimo y nos producen una placentera sensación de felicidad. La actividad física disminuye el estrés y la ansiedad y mejora la calidad del sueño.

Para empezar, procúrate un entorno saludable. Si tienes jardín, eres una de las personas afortunadas que pueden disfrutarlo estos días más que nunca. En caso de no disponer de un pequeño terreno en tu hogar, un cuarto luminoso bien ventilado con balcón o ventana puede servir.

Aquí tienes algunas sencillas ideas que te ayudarán a poner en práctica el ejercicio en casa. Recuerda que siempre se ha de mantener una buena hidratación y se han de realizar movimientos suaves, especialmente al inicio de la actividad para que sirvan de precalentamiento.

Bailar

Pon la música que más te inspire y lánzate a bailar. Invita a otros miembros de la familia a unirse. Si hay niños esta actividad resultará muy divertida.

Yoga

Si tienes una colchoneta -o en su defecto una alfombra- sitúate sobre ella y busca algún tutorial de yoga para principiantes. Escoge las posturas que te hagan sentir más cómodo. El yoga te ayudará a relajarte, a mejorar la postura y, además, es uno de los ejercicios más completos.

Abdominales

Aprovecha que has colocado una colchoneta en la habitación y realiza algunas abdominales. Colócate tumbado boca arriba y mirando al techo. En esa posición, alcanza tus pies varias veces con las puntas de los dedos de la mano.

Tareas de casa

Algunas tareas del hogar pueden resultar muy útiles para mover nuestros músculos y mantenernos en forma. Por ejemplo, hacer la cama es una de las actividades que más nos ayudarán a mantenernos en buen estado físico por la cantidad de movimientos y estiramientos que requiere.

Pasear

Aunque nuestro hogar sea de tamaño reducido, siempre podemos crearnos un pequeño recorrido y repetirlo una y otra vez. Puede parecer monótono, pero si lo acompañamos de música nos resultará más agradable. Si tenemos la suerte de contar con un jardín, el paseo será mucho más gratificante y nos proporcionará además los beneficios de realizarlo al aire libre.

Psicología Ortofón - Psicólogos en Valencia