Cómo gestionar la ansiedad creada por la situación de crisis sanitaria

24.03.2020

La declaración del estado de alarma ante la presencia del Covid-19 en el mundo y la cuarentena que ésta nos obliga a mantener ha cambiado todos nuestros esquemas. El alcance de esta crisis sanitaria ha entrado de lleno en nuestro día a día, en nuestras costumbres y en la forma en la que ahora vemos la vida. 

El impacto del cambio que esto ha supuesto no afecta por igual a todo el mundo. Muchas personas son más sensibles a estas emociones, a la incertidumbre y al estrés que puede provocar la situación y caen es estados de ansiedad que, además, se ven alimentados por la continua sobreinformación que nos llega sobre este virus.

Con el fin de controlar la ansiedad, ofrecemos una serie de recomendaciones que pueden resultar de utilidad a la hora de frenar temores, tristeza y cambios emocionales desestabilizadores.

  • Está bien informarse sobre la pandemia, pero es aconsejable basarse solo en fuentes fiables. Por otra parte, de vez en cuando resulta muy saludable dejar de ver y escuchar noticias sobre el tema. ¡Hagamos pausas informativas!
  • Hemos de mantener una serie de rutinas y cuidar nuestro cuerpo y la alimentación. ¡Nos sentiremos mejor si mantenemos una buena forma física y nos seguimos viendo guapos!
  • Se ha de mantener la perspectiva y no obsesionarse con el tema. ¡Evitemos estar hablando constantemente de la situación! Sin embargo, sí es bueno hablar con la familia y los amigos y mantener el contacto: saber cómo lo llevan ellos, cómo están, descubrir en qué han ocupado el día, que nos cuenten novedades, bromear con ellos y mantener conversaciones distendidas...
  • Cuidar de los demás resulta muy gratificante y también nos ayuda a despegarnos de nuestros propios temores.
  • Ocuparse de las pequeñas cosas cotidianas, llevarlas a cabo y sacarlas adelante en el aquí y ahora puede ayudarnos mucho. Se han de desterrar pensamientos negativos que no paran de dar vueltas en nuestra cabeza. No es práctico ni realista, solo aumenta nuestros miedos de forma infundada e innecesaria.
  • Recordemos la frase del naturalista norteamericano John Burroughs: "El secreto para tener felicidad es tener algo que hacer". Siempre podemos encontrar algo en lo que ocuparnos.

Si el estado de ansiedad se prolonga e incrementa, es aconsejable consultar con un profesional del ámbito de la Psicología, quien nos ayudará a reconducir la situación y buscará formas constructivas para manejarla aliviando nuestro estrés.

Psicología Ortofón - Psicólogos en Valencia